| El proceso
15360
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15360,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

El proceso

Estudio a fondo del paciente.

Se realiza un estudio oftalmológico completo, que incluye la graduación del niño, un estudio del fondo del ojo, topografía corneal, y estudio de la graduación con gotas de ciclopléjico que dilatan y paralizar el músculo ciliar.

Por ultimo y muy importante medimos con un método de biometría óptica la longitud del ojo que nos permitirá medir evolución y resultados del tratamiento.

Tratamiento adaptado al paciente.

Los métodos que utilizamos con el objetivo de frenar la miopía son básicamente tres.
El primero busca la relajación de los músculos mediante gotas de atropina muy diluida, con lo que logramos que la miopía deje de evolucionar. El segundo, es el uso de lentillas de desenfoque periférico. El ojo se acostumbre a tener enfocado la zona central y desenfoque en la periferia, esto logra la relajación del músculo ciliar y favorece que no aumente la miopía. Y la tercera, son las lentillas rígidas o gaspermeables de uso nocturno que lo que hacen es moldear la córnea.

En alguna ocasión se combinan entre si o incluso con gafas progresivas con muy buenos resultados.